HERNAN BAQUERO BRACHO

Treceava versión: Año 1.991 y asume la presidencia el ex alcalde y médico Jorge Juan “El negro” Orozco Sánchez y también de la mano de su hermana Diana Orozco, se creó por primera vez un comité femenino y en esta versión reinó la concordia que venía de años atrás, por la disputa entre los compadres y los contras, y tuvo grandes elogios por el ajustado veredicto de los jurados.  Fue coronado rey Gabriel Julio y en la canción inédita triunfó Javier “El yesca” Rodríguez.

 Catorceava versión: Ese año 1.992 cuando asume la presidencia Orangel “El pangue” Maestre, fue lleno de contrastes, fue el año en que asesinaron a Rafael Orozco y por eso el festival fue un homenaje póstumo a él, allí se realizó el concurso del cantor de cuna como un homenaje al rey de los corazones.   Pero también fue un año grande, bajo la presidencia del Pangue, se hizo presente el ministro villanuevero de obras públicas, Jorge Juan Bendeck Olivella, y se convirtió Villanueva en un centro de tertulia política.  El festival continuaba en la cima y Javier Socarras Amaya, actuó como coordinador general.  Se editó la revista del festival “Proyección folclórica” donde actuaba como director el inquieto Publio Daza Daza y como subdirector, el folclorista “Cao” Mendoza.  Fue coronado rey Julio Rojas, quien también fue ganador del festival vallenato.

 Quinceava versión: Año 1.993, y asume la presidencia el afamado compositor José Alberto “Beto” Murgas.  Fue un año grande, se elaboraron los estatutos y fue la creación de la “fundación festival cuna de acordeones”.  Fue la primera vez que un presidente de la República, inauguraba el festival y este honor le correspondió a Cesar Gaviria Trujillo, quien inauguraba la tarima “Escolástico Romero”, construida por el gobernador de la época Jorge Ballesteros Bernier.  Fue coronado rey Gustavo Osorio.

 Dieciséis y diecisieteava versión: Años 1.994 y 1.995, asumió la rienda de la presidencia el folclorista Juan Carlos “Cao” Mendoza y es cuando es trasladado las fiestas privadas de casetas a lo popular en la plaza Simón Bolívar.  Lo novedoso fue el primer encuentro panamericano del acordeón, que tuvo como invitado al argentino “Tito” Castro.  A partir de esta fecha los presidentes son elegidos por un periodo de dos años.  En el año 1.994, fue coronado rey José María “Chemita” Ramos, también rey vallenato y el año 1.995, fue coronado rey José del Carmen “Pacho” Rivera, quien derrotó en un concurso ajustado al también rey vallenato Saúl Lalemand.

 Dieciocho, diecinueve y veinteava versión: Por partida triple, le tocó el turno otra vez al diplomático y empresario, Carlos Alberto “Beto” Barros.  En el año 1.996, el festival adquirió la mayoría de edad, y por eso fue un festival de talla nacional, y por primera vez el festival fue trasladado de septiembre a junio.  Bajo la presidencia de “Beto” Barros, fue la creación de las primaveras del ayer y en estos tres años, el festival se consolidó y se posicionó como el segundo después del festival vallenato.  En la versión número veinte, es decir en el año 1.998, a “Beto” Barros le tocó como a Rafael Núñez, manejar la presidencia desde afuera, por la inseguridad reinante en Villanueva.  En 1.996, fue coronado rey Manuel Vega, en 1.997 fue coronado Sammy Ariza y en 1.998 el rey fue José Vásquez.