HERNAN BAQUERO BRACHO

Veintiuna y veintidosava versión: 1.999 y año 2.000 le corresponde el turno en la presidencia al arquitecto Jaime Plata Suárez, quien envió a Colombia y el mundo un mensaje de paz y amor, en medio de los conflictos y los momentos difíciles que atravesaba nuestra patria y por ende nuestro pueblo.  Con su eslogan “Con la paz de la mano hacia el nuevo milenio” se hizo un buen festival y contó con el apoyo del Ministerio de la Cultura, del sector público y del sector privado.  Se editó la revista del festival y Jaime Plata Suárez, dejó una buena imagen entre los amantes del folclor.  En el año 1.999 fue coronado rey Harold Rivera y en el año 2.000 fue coronado Almes Granados.

 Veintitrés y veinticuatroava versión: Año 2.001 y 2.002, asume la presidencia el médico José Carreño Bolaño.  El año 2.001 fue un festival grande, tuvo la visita del presidente Andrés Pastrana Arango y como acompañante el Ministro de Hacienda de entonces y hoy presidente de los colombianos Juan Manuel Santos Calderón.  En ese año el festival fue lanzado en Cartagena en el hotel Caribe, con la colaboración especial del ex representante de La Guajira por Bolívar, Cesar Daza Orcasitas y se hizo el lanzamiento en Bogotá, por la Fundación Bat, que fue todo un éxito y esta fundación de talla internacional le hizo el reconocimiento al cuna de acordeones por auge que había tomado a nivel nacional.  En la versión veinticuatro, se dejó implícito el sentir y el querer de todos los villanueveros en “Un gesto de paz, desde Villanueva para Colombia” y se realizó el primer encuentro de dinastías villanueveras.  En el año 2.001 fue coronado rey Juan David Herrera, y en el año 2.002 fue coronado rey Xavier Kanmerer.

 Veinticincoava versión: Bodas de plata, le tocó el turno al ex Secretario de Desarrollo Económico de La Guajira y escritor Hernán Baquero Bracho.  Con el lema “Regreso a la cuna”, el festival brilló por lo alto y con el apoyo de Israel Romero Ospino, se organizó el rey de reyes y una premiación que por primera vez alcanzaba los sesenta y ocho millones de pesos.  Se contó con el apoyo incondicional de la Vicepresidencia de la República, de la mano  de Francisco Santos Calderón y de la Ministra de Cultura con raíces villanueveras María Consuelo Araujo Castro y de la empresa privada a nivel nacional.  Fue un festival para el recuerdo, donde hubo transmisión por señal Colombia desde las siete de la noche a la una y media de la madrugada, para todo el país, única vez en la historia del festival. 

 Se contó con la presencia de dos Ministros del gobierno de Álvaro Uribe Vélez, la de la cultura y la de defensa.  Se editó la revista del festival de manera esplendorosa  en sus bodas de plata. Se hizo lanzamiento en la ciudad de Bogotá, en las oficinas de la Vicepresidencia de la República, que fue todo un acontecimiento a nivel nacional, donde brilló la asistencia del vicepresidente, del gobernador de La Guajira Jorge Ballesteros Bernier, del ex ministro Jorge Juan Bendeck Olivella y altas personalidades, así como la presencia del rey vallenato Egidio Cuadrado y la voz del rey Francisco el Hombre, Carlos Mario Zabaleta.  El ministerio de cultura, emite por primera vez un boletín de prensa dedicado al festival cuna de acordeones en sus bodas de plata.  Queda para la historia lo que la ministra de cultura dijo que “este proyecto pedagógico está incluido en el Plan Nacional de Música para la Convivencia liderado por el Gobierno Nacional, entre cuyos propósitos se cuenta la consolidación de escuelas de música a través de las cuales se desarrollen prácticas colectivas que generen espacios de expresión, participación y convivencia”.

 Por primera vez en pleno, el consejo directivo de la Fundación festival vallenato, asiste a nuestra cuna, dándonos el apoyo y acompañando al maestro Rafael Escalona, quien fuera declarado hijo emérito de La Guajira.  Por primera vez en la historia del festival, se realiza en cinco días.  Fue coronado rey de reyes Juan David “El pollito” Herrera.